Brexit. Novedades tras la transición.

Tres fases para otra “nueva normalidad”

Conozcamos las novedades que va a traer el Brexit en materia de aduanas y que han sido puestas de manifiesto por el Gobierno británico hace escasos días.

Como ya es sabido por todos, a partir del 31 de diciembre de 2020, el Reino Unido dejará de formar parte de la Unión Europea de manera definitiva. No aceptará prorrogar el periodo de transición como algunas partes esperaban e impondrá controles fronterizos por fases a partir de esa fecha.

Aparentemente, la decisión de llevarse a cabo por fases viene determinada por la crisis sanitaria y económica causada por el Covid-19 que ha dejado al mundo en una situación de stand by. El Gobierno considera que es necesario una aplicación progresiva de nuevos procedimientos para que las empresas gocen de margen para adaptarse.

FASES DE APLICACIÓN DE CONTROLES FRONTERIZOS EN REINO UNIDO TRAS EL BREXIT

Estas medidas son las que ha ideado el Reino Unido para controlar las importaciones de productos que lleguen desde los países de la Unión Europea. En estos momentos sólo se habla de las medidas aplicables a las importaciones pues se desconoce cuáles son las medidas que impondrá la Unión a las mercancías de origen británico, pero esperamos conocerlas en breve.

A PARTIR DE ENERO DE 2021

Es necesaria la presentación de una declaración de aduanas en productos estándares, aunque no de manera inmediata. Se va a prestar un plazo de 6 meses para su presentación y, en el momento de realizarla, se obligará al pago de los derechos de importación. Mientras tanto, los importadores deberán registrar de manera suficiente y adecuada todas las importaciones que realicen.

Habrá control para productos como el alcohol y el tabaco y controles físicos en el punto de destino de los animales vivos de alto y bajo riesgo.

A PARTIR DE ABRIL DE 2021

Para aquellos productos de origen animal (para alimentación humana o animal), plantas y productos vegetales regulados, se requerirá una notificación previa y la documentación sanitaria correspondiente.

A PARTIR DE JULIO DE 2021

Ya será obligatoria la presentación de una declaración de importación en el lugar donde se vaya a realizar la misma y pagar los derechos que se generen. Habrá un aumento de los controles físicos y la toma de muestras para productos que requieran de control sanitario o fitosanitario. Estos controles se llevarán a cabo en los Puestos de Control Fronterizo (Border Control Posts).

Los controles en frontera van a ser mucho más comunes en la fase 3 del BRÉXIT y se podrán encontrar en lugares poco usuales.

¿Y QUÉ VA A HACER EL GOBIERNO DE REINO UNIDO?

Apoyar a los intermediarios, a los agentes de aduana, de carga y los operadores de paquetería urgente. ¿Cómo? Mediante un paquete de medidas económicas de 50 millones de libras.

Con esta inyección de dinero se pretende potenciar el reclutamiento de talento, formar a las empresas en estos trámites que se van a ir implementando y favorecer la creación/adquisición de software específico de aduanas.

También quiere fortalecer la infraestructura aduanera en frontera para que sea capaz de abarcar todos los controles que sean precisos durante el despacho de aduanas, tránsito, paraduaneros, etc.


CONCLUSIÓN

Queda patente que la intención de Reino Unido es no retrasar más su salida de la Unión Europea y empezar a implementar medidas de control en frontera con el tiempo suficiente para que sus empresas puedan adaptarse y contar con los recursos humanos y económicos adecuados.

Habrá que esperar a que la Comisión Europea se pronuncie al respecto para hacernos conocedores de cuáles son las medidas que van a tomar para controlar la entrada de productos de Reino Unido tras el Brexit.

Tal vez te interese…

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.